1
Jun

Un aeropuerto en zona fronteriza diseñado por Estudio Lamela

La ampliación del actual aeropuerto de Tijuana, a cargo de Estudio Lamela, tiene como condición extraordinaria el estar ubicado frente a la frontera entre México y Estados Unidos, con la posibilidad de paso a través de un puente que permite cambiar de país sin salir del aeropuerto. El esquema plantea ampliar el ancho de los diques de embarque y el pasillo conector, añadiendo una nueva sala de espera para vuelos remotos.

El diseño está orientado a conseguir una máxima unidad entre los elementos del conjunto. Asimismo, se busca una fuerte cohesión con el entorno físico y simbólico de esta zona de Baja California, procurando que el proyecto transmita una imagen emblemática que agrade a los visitantes del aeropuerto. Destaca por sus amplias vistas al exterior e iluminación natural, que propician espacios interiores agradables y fomentan una mayor conciencia ambiental entre la amplia gama de usuarios.

Cabe destacar la organización clara de todos los elementos del conjunto, permitiendo así una orientación sencilla, tanto en el recinto aeroportuario como en el interior de los edificios. A ello se suma el planteamiento de los flujos de una manera clara y lógica, con recorridos cortos y sencillos que evadan, en lo posible, los cambios de nivel. El acceso y el interior de los edificios están preparados para la circulación de minusválidos, facilitando su movilidad y flujo.

Se plantean flujos con recorridos cortos y sencillos que evadan los cambios de nivel

Con respecto a la modularidad, el proyecto cuenta con:

• Posibilidad de zonificación de los edificios, facilitando la gestión y el mantenimiento de las instalaciones.

• Eficacia constructiva, posibilitando la prefabricación de elementos, reducción de los plazos de ejecución y ahorro económico.

• Adopción de soluciones arquitectónicas y constructivas que puedan repetirse en los distintos elementos del conjunto.

Leave a Reply