19
Jun

Arranca el Ático de NAN con el nuevo hospital La Paz como protagonista

El emblemático Palacio de Cibeles de Madrid ha sido testigo del primer capítulo del Ático de NAN, retransmitido en directo este 18 de junio. El encuentro ha contado con la participación de Ginés Garrido, cofundador de Burgos&Garrido Arquitectos, quien ha centrado su intervención en el proyecto Campo de Retamas para el nuevo hospital de la Paz, realizado en colaboración con MAPA Arquitectos Consultores.

Más de 200 participantes han interactuado con el arquitecto con el objetivo de descubrir de primera mano las curiosidades de este revolucionario encargo, además de indagar en los retos y desafíos de la arquitectura hospitalaria.

Ginés Garrido ha comenzado su intervención explicando que nos encontramos ante un proyecto que conlleva una gran obra de infraestructura con un alcance de cientos de metros pero, por otro lado, no podemos olvidar que el diseño de un hospital tiene que ver también con el diseño de una habitación, de cómo se siente el enfermo y las personas que lo cuidan. «Hay una diversidad muy grande de escalas, desde lo enorme, que tiene que ver con lo metropolitano, hasta lo pequeño, que tiene que ver con el modo en que se resuelve una habitación o una sala de espera”, ha asegurado Garrido.

Asimismo, ha recalcado el hecho de que el hospital tiene unas condiciones muy exigentes de organización y, en consecuencia, el margen para el diseñador es relativamente pequeño. En esta línea, ha resaltado que el reto consiste en «cómo organizar todo en un sitio tan pequeño, tan compacto, para que todos los tráficos funcionen como un reloj y los médicos tengan la percepción de que están conduciendo un Fórmula 1 en el que cada pieza está en el lugar correcto”. “La mejor manera para que un espacio sea intuitivo es la claridad geométrica del orden general del hospital. Si eso está bien diseñado será muy fácil moverse por los espacios”, ha explicado.

El nuevo hospital La Paz, en palabras del cofundador de Burgos&Garrido Arquitectos, “está diseñado con un sistema constructivo que trata de ser lo más repetitivo posible, para que pueda tener muchas variaciones, se pueda mantener, se pueda construir, se vincule al clima y al medio ambiente de una forma favorable con el objeto de que consuma menos energía”. El objetivo fundamental del centro es que tenga la máxima flexibilidad posible, ya que el edificio debe aceptar los cambios necesarios que se dan en un hospital y en su proceso de evolución, que va inherente al mismo.

Cabe señalar en lo que se refiere a su construcción que todo se va a demoler a excepción de la torre de maternidad, que quedará la estructura que dará nacimiento a un edificio nuevo. «El resto es completamente nuevo, no se recicla nada, ya que el grado de desorden con el que ha evolucionado lo impiden y no tiene sentido conservarlo», ha afirmado Garrido.

«El hospital está diseñado con un sistema constructivo que trata de ser lo más repetitivo posible, para que tenga variaciones, se pueda mantener, se pueda construir, se vincule al clima y al medio ambiente»

Sin interrupciones

Tal y como ha indicado Garrido en su intervención, existe una cuestión humana que tiene que ver con el modo en que se establece la vinculación entre las personas, médico con paciente, paciente con visitante, visitante con médico, personal de cocinas, espacios de descanso… «Un hospital no son solo los médicos, son miles de personas que hacen que esa máquina funcione engrasada”, ha sentenciado.

En el hospital trabajan 7000 personas que no van a dejar de seguir trabajando. En esta línea, los responsables del proyecto han planteado un mecanismo de demoliciones y sustituciones de fragmentos del hospital actual que se irá adaptando a las circunstancias. «Es un proceso muy complejo y muy largo, es un reto para el arquitecto, pero también para la gestión del hospital, ya que el centro no puede dejar de atender a los pacientes», ha indicado Garrido.

Una apuesta por los espacios verdes

Bajo la idea de que la vegetación ayuda a que los pacientes se sientan mejor, el corazón del nuevo hospital general será un jardín que tiene forma de patio.“Los patios son lugares inéditos, será muy grande y profundo, ya que el hospital es muy alto. Son muy variables y distintos”, ha señalado Garrido.

Por su parte, cabe destacar «espacios de descanso de vinculación entre los pacientes y los profesionales sanitarios, que serán lugares más horizontales, relajados e íntimos». Por su parte, asuntos vinculados a las cuestiones técnicas como farmacias, laboratorios… serán espacios abiertos y con vistas a los patios, mientras que se llevarán a cabo otros espacios vinculados al cuerpo general del hospital como los vestuarios, en la planta -2, que también tendrán visión del exterior para que sean un lugares amables y con mayor valor.

Una instalación hospitalaria totalmente digitalizada

En lo que se refiere a la digitalización, desde el estudio de arquitectura han asegurado que el control sobre archivos, memorias, documentos estará totalmente digitalizado. En este aspecto, Garrido ha hecho hincapié en el hecho de que «hay que tener en cuenta que el hospital no estará terminado hasta dentro de trece años y las primeras mejoras llegarán muy lentamente, es un horizonte muy lejano por lo que el cambio será muy grande. Esperemos que esté funcionando 40 o 50 muchos años, ese es el horizonte que nos planteamos y no contemplar este aspecto es imposible».

La necesidad de poner en marcha un hospital para los madrileños

El hospital es un icono para mucha gente. Está muy deteriorado con el paso del tiempo, pero también las instalaciones médicas son cada día más complejas y necesitan exigencias de espacio y tecnológicas mayores.

Garrido ha aprovechado su intervención para hacer un llamamiento a las autoridades con el objetivo de que el nuevo proyecto comience a rodar: «La Paz es una gran institución, tiene unos equipos extraordinarios. Nosotros somos un equipo entregado, es el proyecto de nuestra vida, pero necesitamos que se ponga en marcha. No tenemos el contrato y el hospital se está cayendo a trozos, los madrileños necesitamos el hospital. Espero que esto lo esté escuchando la presidenta de la Comunidad. Presidenta, ponga esto en marcha lo antes posible”.

Más de 200 participantes han interactuado con el arquitecto con el objetivo de descubrir de primera mano las curiosidades de este revolucionario proyecto

La próxima sesión del Ático de NAN tendrá lugar el jueves 25 de junio a las 12 h. y contará con la presencia del arquitecto Jerónimo Junquera. La sesión abordará el proyecto de IFEMA y sus secretos arquitectónicos. Su diseño ha permitido convertir un pabellón ferial en un hospital de campaña en cuestión de horas. Registro para asistir a «IFEMA: de pabellón ferial al mayor hospital de campaña de España».

Leave a Reply